martes, 30 de mayo de 2017

Otra suculenta para tu colección, Huernia loeseneriana



Fotografías y características de la planta suculenta llamada Huernia loeseneriana. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.
 
Huernia loeseneriana. Características generales

Huernia loeseneriana es una pequeña planta suculenta de la familia Apocynaceae originaria de la región sur-este africana. Actualmente es cultivada por numerosos coleccionistas en todo el mundo y reproducida por viveros especializados en crasas. Su principal valor ornamental se encuentra en las flores (son pequeñas pero bastante atractivas). A diferencia de otras plantas del género, esta posee un crecimiento un poco más lento que la mayoría.

Vista de la planta suculenta Huernia loeseneriana en una maceta
  
Vista de la planta suculenta Huernia loeseneriana en una maceta


Esta especie se caracteriza por formar tallos globosos de +/- 2.5 cm de diámetro con cuatro costillas muy conspicuas. La coloración de estos es verde-grisácea con matices púrpuras si se encuentran expuestos a fuentes de iluminación intensa. Cada costilla desarrolla evaginaciones continuas y triangulares en todo el margen; es un margen dentado. En el ápice de cada evaginación se disponen pequeñas hojas reducidas (+/- 3 mm de largo) que presentan forma espatulada; las hojas son caducas y por esto se secan bastante rápido. En la región basal superior de cada evaginación se originan las nuevas ramificaciones que con el tiempo pueden llegar a formar plantas bastante densas.

Las flores aparecen generalmente junto a la nueva ramificación de los tallos, es decir, mientras el nuevo tallo crece, las flores van desarrollándose. Estas se disponen en pequeñas inflorescencias solitarias basales en los laterales de los tallos (en una cara de las costillas). Por lo general estas inflorescencias solo desarrollan de 1-5 flores que abrirán una a una (raramente se observan 2 abiertas a la vez). Las flores se caracterizan por tener forma campanulada con 5 esquinas de la corola (corola completamente soldada como la mayoría de las plantas del género) muy pronunciadas y otras 5 más pequeñas entre las anteriores. La región externa de la corola es de color amarillento (beige) y completamente lisa; la región interna es beige con numerosos círculos discontinuos de color pardo-rojizo acentuándose aún más en la región interna (esta área es totalmente pardo-rojiza en el fondo). Dicha región presenta numerosas evaginaciones triangulares con forma de dientes de pequeña estatura (+/- 1 mm) con igual coloración a la mencionada en esta área. En el centro de la flor se observan las estructuras reproductoras con la corona de color pardo-rojizo y las polinias de color amarillo.

Detalles de la flor de la planta suculenta Huernia loeseneriana

Detalles de la flor de la planta suculenta Huernia loeseneriana


Consejos para el cultivo de la planta suculenta, Huernia loeseneriana

Huernia loeseneriana es una planta fácil de cuidar en el jardín y personas con pocas experiencias la pueden mantener sin problemas. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Requiere mucha iluminación pero no aconsejamos exponerla directamente a la luz del sol en horas del mediodía (sufrirán quemaduras sus tallos y se marchitarán más rápido las flores). Tampoco debemos cultivarla en plena sombra porque crecerá desproporcionadamente (etiolación) y no florecerá.

Temperaturas: Agradece crecer en climas cálidos donde las temperaturas se mantengan entre los 15-28°C. No tolera las heladas pero soporta temperaturas cercanas a los 5°C si el sustrato se mantiene totalmente seco.

Sustrato: Un drenaje perfecto en la tierra es imprescindible para la salud de esta planta y su sistema radical. El exceso de humedad en el sustrato provoca la pudrición de las raíces y bases de los tallos. Se recomienda utilizar sustratos especializados para cactus y suculentas con una capa extra de arena gruesa.

Frecuencia de riego: Es una planta muy resistente a la escasez de agua y por esto solo debe regarse cuando el sustrato se haya secado por completo y los tallos comiencen a arrugarse ligeramente. El exceso de agua la matará rápidamente por pudrición.

Plagas y enfermedades: Las cochinillas y pulgones adoran alimentarse de esta planta succionando el látex de sus tallos. Estas plagas son capaces de provocar deformaciones en el crecimiento y caída de los botones florales. Los caracoles devoran regiones de tallos y flores si las alcanzan. Los hongos también atacan a esta planta si la humedad es excesiva.

Multiplicación: Muy sencilla a partir de ramificaciones de tallos. Estos deben ser retirados y dejados por 72 horas en un lugar seco y poco iluminado antes de sembrarse para que cicatrice el área de corte. Se deben sembrar en sustratos húmedos y arenosos con una iluminación solar filtrada. Demoran en desarrollar raíces de 1-3 semanas.

Páginas relacionadas

Síguenos en nuestras redes sociales:

domingo, 28 de mayo de 2017

Germina semillas de la Rosa del Desierto, Adenium obesum



Consejos para germinar al 100% las semillas de la Rosa del Desierto y mantenerlas durante los primeros meses de vida, Adenium obesum

Germina tus semillas de la famosa Rosa del Desierto (Adenium obesum) sin fallar

La Rosa del Desierto es una planta muy popular en la jardinería mundial por la belleza inigualable de sus flores. En numerosos viveros y tiendas online se ofertan semillas de esta planta a la población con precios bastante elevados en algunas ocasiones. Por eso es preferible conocer como germinar estas semillas y mantener las plántulas perfectamente durante las primeras etapas de crecimiento para no botar el dinero para nada. En este pequeño post les ofrecemos algunos consejos que, según nuestra experiencia, pueden mejorar considerablemente sus resultados de germinación y supervivencia de las plántulas

Germina tus semillas de la famosa Rosa del Desierto (Adenium obesum) sin fallar


Consejos

- Antes que nada deben conocer que la viabilidad de las semillas de esta planta disminuye considerablemente a los 3 meses luego de colectadas, es decir, se recomienda comprar y sembrar semillas con menos tiempo de recolectadas (ejemplo: 15 días). Si siembras semillas luego de pasado más de 3 meses desde que fueron extraídas de las vainas, es poco probable que germinen (menos del 3 % germinará con suerte).

- Primero debemos tomar las semillas y desinfectarlas de esporas de hongos que se alojan en la superficie de estas. Nosotros utilizamos fungicidas preventivos disueltos en agua en donde las sumergiremos durante aproximadamente 1 hora. Esta inmersión en agua también permitirá la hidratación completa de las semillas de forma más rápida. Sin esta hidratación completa no germinarán, demorarán más en germinar o lo harán muy débil.

Semillas de Adenium obesum aún sin desinfectar y deshidratadas


Semillas de Adenium obesum aún sin desinfectar y deshidratadas

- Preparar un sustrato de la siguiente forma: 1/3 de materia orgánica, 1/3 de pequeños trozos de carbón vegetal y 1/3 de arena gruesa. Humedecer completamente 2/3 del sustrato, dejar caer las semillas sobre el sustrato (pueden enterrarse de 1-3 mm), rociar la superficie del sustrato con el fin de humedecer las semillas y sellar la superficie de la vasija con un nylon transparente para mantener la humedad. Recordar que el sustrato debe estar desinfectado para que ningún parasito afecte a las semillas o plántulas en el futuro. La desinfección puede llevarse a cabo ubicando la mezcla (sin las semillas claro) en el microondas durante 15 segundos (2-3 ciclos, remover la mezcla antes de comenzar el siguiente ciclo).

- Ubicar la vasija en un sitio con buena iluminación (sin sol directo) y con una temperatura ambiente que se mantenga entre los 25-28°C. La germinación es bastante rápida (a las 48 horas ya pueden observarse las raíces brotando de las semillas) y las plántulas comenzarán a crecer hasta despegarse de la teca de la semilla y exponer los cotiledones. En este proceso de crecimiento se debe destapar durante unos 30-60 minutos diarios para que circule el aire dentro de la vasija. 

Plántulas de la Rosa del Desierto (Adenium obesum) germinando y exponiendo los cotiledones

Plántulas de la Rosa del Desierto (Adenium obesum) germinando y exponiendo los cotiledones

- Cuando las plántulas posean 2 hojas verdaderas se debe destapar completamente la vasija y mantener el sustrato ligeramente húmedo mediante rocíos esporádicos. Luego de que las plántulas posean más de 7 cm de altura deben ser trasplantadas a un sustrato más mineral, es decir, 2/3 de arena gruesa y 1/3 de materia orgánica con trozos pequeños de carbón vegetal.

- Tener mucho cuidado con las cochinillas y caracoles que atacan frecuentemente las plántulas de esta planta. Para eliminar las cochinillas se deben utilizar las manos preferiblemente porque los insecticidas químicos podrían suponer un riego para estas plantas tan pequeñas. Los caracoles los evitamos ubicando la vasija en sitios elevados.

- Luego de que las plántulas alcancen más de 15 cm de altura las podemos exponer poco a poco a la luz del sol con el fin de adaptarlas sin quemarlas. Cuando toleren por si solas la luz solar directa, ya la podemos ubicar y cultivar como una planta adulta.

Si deseas compartir alguna otra/s experiencia/s que facilite la germinación y manutención de las plántulas de la Rosa del Desierto puede dejarla/s en la caja de comentarios.

Otros manuales de cultivo que te pueden interesar


Síguenos en nuestras redes sociales: