martes, 29 de noviembre de 2016

Una suculenta que debes tener ya!!! Stapelianthus decaryi



Características y fotografías de la planta suculenta Stapelianthus decaryi. Consejos básicos para el cultivo en el jardín.

La planta suculenta Stapelianthus decaryi

Stapelianthus decaryi es una planta suculenta de la familia botánica Apocynaceae muy común en colecciones de todo el mundo. Se cultiva fundamentalmente por su fácil cultivo y la belleza de sus flores. Esta especie (al igual que todas las del género) es originaria de Madagascar donde crece de forma silvestre en ambientes rocosos y medianamente expuestos al sol.

Se caracteriza por formar densos grupos que pueden alcanzar los 50 cm de diámetro. Los tallos son erectos y por si solos, pueden medir hasta 10 cm de altura. Estos son carnosos, muy ramificados y con 6-8 costillas ligeramente definidas. Cada costilla está provista de numerosos dientes que pueden estar o no armados de pequeñas espinas carnosas (estas son muy frágiles si son tocadas). La coloración de los tallos es pardo-grisácea con numerosas manchas verde oscuras o rojizas.

La planta suculenta Stapelianthus decaryi


Las flores son poco visibles en plantas con muchos tallos debido a que aparecen generalmente en la base de estos; estas pueden abrir en el centro del grupo de tallos y ser casi imposibles de detectar. Se caracterizan por agruparse en pequeñas inflorescencias extra-axilares donde solo se observa una flor completamente desarrollada; son cilíndricas en la base (un tubo floral de +/- 4 cm de largo) con 5 segmentos que abren en la región apical formando una estrella. La región externa del tubo floral es de color crema con numerosas manchas de color pardo-morado y la región interna de los 5 segmentos (de igual coloración) presenta pequeñas papilas carnosas y diminutos pelos. Las flores atraen a moscas que en algunas ocasiones depositan sus huevos en el interior del tubo floral.

Luego de polinizadas las flores, se forman los frutos; estos son alargados (más de 15 cm de largo), bilobulados, con el ápice agudo y de color grisáceo con manchas pardo-oscuras. Luego de desarrolladas las semillas, estos abren y las dispersan con ayuda de estructuras plumosas que se adhieren a las semillas para ser impulsadas por el viento.

Consejos para el cultivo de la planta suculenta Stapelianthus decaryi

Esta planta es muy popular por su fácil cultivo y su resistencia es casi extrema; es frecuentemente recomendada para principiantes. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Es imprescindible para lograr la floración, una exposición a una fuente de luz intensa. En todas las estaciones del año (exceptuando el verano) se debe exponer al sol directo durante todo el día. En verano se debe proteger del sol intenso del mediodía. La coloración de los tallos al sol se hace más oscura y estos tienden a ser más gruesos; en lugares sombreados, los tallos crecen de forma desproporcionada, delgados, de coloración más clara y más débiles.

Temperaturas: Tolera temperaturas frescas a cálidas pero es muy susceptible a las heladas. El rango óptimo se encuentra entre los 20-28⁰C. Temperaturas inferiores a los 5⁰C pueden ser mortales.

Sustrato: Necesita crecer sobre un sustrato aireado y muy poroso; el drenaje debe ser perfecto. Sustratos muy compactos evitan que la planta crezca de forma óptima y las raíces pueden pudrirse si se encharcan. Se recomienda sembrar en vasijas anchas y bajas con sustrato de calidad para cactus y plantas crasas.

Frecuencia de riego: Tolera riegos periódicos en épocas muy cálidas si el sustrato tiene buena permeabilidad. Regar cuando el sustrato este casi seco. Las raíces sufren si la tierra está seca durante mucho tiempo.

Detalles de la flor de la planta Stapelianthus decaryi

Detalles de la flor de la planta Stapelianthus decaryi


Plagas y enfermedades: Es atacada bastante por cochinillas y babosas. Las cochinillas se protegen en la base de los dientes de las costillas y debilitan la planta con rapidez; eliminarlas con las manos si son pocas o utilizar un plaguicida en casos extremos. Las babosas devoran segmentos de la planta y crean heridas que se exponen a otros patógenos como hongos y bacterias. Para evitarlas debemos situar nuestra planta en sitios elevados.

Multiplicación: Se multiplica muy fácil a partir de segmentos de tallos que enraizarán en pocas semanas. Los tallos deben sembrarse en un sustrato húmedo y arenoso luego de secada el área del corte; cuando comiencen a formarse nuevos tallos, la planta ya enraizó. La multiplicación por semillas es bastante sencilla pero mucho más lenta; estas se deben recoger luego de abiertas las vainas del fruto. Las semillas deben sembrarse en un sustrato que retenga un poco la humedad para que logren germinar (utilizar un nylon para cubrir la vasija de germinación y así mantener la humedad). Luego de germinadas se debe mantener la humedad hasta que tengan unos 2-3 cm de altura para después trasplantarlas a su maceta final.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

domingo, 27 de noviembre de 2016

5 grupos de plantas de atractivo follaje para tu jardín



Plantas de hermoso follaje ideales para adornar macizos y jardines. Cinco grupos de elevada popularidad por sus hojas.

5 plantas con atractivos follajes para tu jardín

Para mantener un jardín atractivo todo el año, no solo se deben tener en cuenta plantas que produzcan flores llamativas; sino también debemos considerar darle volumen y otros tipos de coloridos a los macizos. Este efecto se puede lograr con el uso de plantas, que si bien no son cultivadas por sus flores, su follaje luce muy atractivo y llena de gracia cualquier espacio. 

A continuación brindamos una lista de plantas que podemos considerar para su atractivo follaje en nuestros jardines:

La Diefembaquia, género Dieffembachia

Dieffembachia es un género de plantas muy comunes en todos los jardines de zonas tropicales de América. Pertenece a la familia de las Aráceas y es originario del continente americano. Estas plantas con pocos cuidados se mantendrán siempre verdes y garantizarán la elegancia de tu jardín. Existen 30 especies de este género, pero la mayoría de las plantas que se cultivan por su valor ornamental son variedades de una misma especie, Dieffembachia seguine.

La Diefembaquia, género Dieffembachia


Los Cóleos, género Solenostemon

Dentro del género Solenostemon se encuentran las plantas que comúnmente conocemos como cóleos. Estas plantas son originarias del Sudeste de Asia y su cultivo como planta ornamental se remota desde el siglo XIV. Es uno de los grupos de plantas ornamentales más vistosos por la variedad de coloraciones que se pueden encontrar en sus hojas. Se cultiva principalmente en macetas, aunque crece con mucha más fuerza sobre tierra en jardines de exterior.

Los Cóleos, género Solenostemon


Las Cintas, género Chlorophytum

Chlororphytum es un gran género de plantas herbáceas fundamentalmente donde la especie Chlorophytum comosum, es la más popular en los jardines. Son conocidas fundamentalmente como Cintas por el aspecto de sus hojas. Se cultivan muchas variedades donde la varían las coloraciones en las hojas y donde se aprecian además las plantas variegadas. Son muy fáciles de cultivar y su multiplicación es abundante de forma natural.

Las Cintas, género Chlorophytum


Las Aglonemas, género Aglaonema

Aglaonema es un género de plantas herbáceas de la familia Araceae muy apreciado por la belleza de las hojas de muchas especies. Se cultivan en casi todo el mundo (fundamentalmente en los trópicos) y en algunos casos, se cultiva a gran escala con fines comerciales. Son plantas amantes a la sombra y elevada humedad.

Las Aglonemas, género Aglaonema


Las Begonias, género Begonia

Las Begonias se encuentran entre las plantas de follaje más hermosas en el reino de las plantas. Existen en la actualidad cientos de híbridos con una elevada variedad de coloraciones y formas en las hojas. Estas plantas en algunos casos son hermosas además de por su follaje, su floración. Muchas especies e híbridos son muy comercializados a nivel mundial con diferentes niveles de dificultad según la especie o híbrido.

Las Begonias, género Begonia


Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

viernes, 25 de noviembre de 2016

El Cactus colgante más famoso del mundo!!! Rhipsalis baccifera



Fotografías y descripción del cactus epífito llamado Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera. Consejos básicos para su cultivo en el jardín.

La Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera

Rhipsalis baccifera es un cactus epífito (este cactus crece sobre árboles en bosques siempreverdes) muy popular en casi todo el mundo por su típica morfología colgante y gran belleza. Esta especie es la más representada entre los cactus en los hábitats del mundo porque crece de forma natural en el continente africano, americano y el Caribe. Dentro del género Rhipsalis es la más cultivada y comercializada a nivel mundial.

La Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera


Esta planta se caracteriza por formar numerosos tallos cilíndricos y muy ramificados, alcanzando tallas superiores a los 3.5 metros de largo (los tallos son muy delgados con aproximadamente 4 mm de diámetro). Las ramificaciones se originan en la región apical de cada tallo (los tallos simples logran alcanzar +/- 40 cm de largo). Los tallos, a diferencia de muchos cactus, no poseen espinas en lo absoluto, es decir, están desnudos.  La coloración de los tallos es verde oscura o ligeramente grisácea.

Las flores se originan casi todo el año y aparecen dispersas en gran número en los tallos; son pequeñas (menos de 6 mm de largo y +/- 8 mm de diámetro). Luego de polinizadas las flores se forman los frutos que perduran en la planta hasta completar el desarrollo de las semillas. Los frutos son esféricos y muy pequeños, tienen color blanquecino casi translúcidos y poseen numerosas y pequeñas semillas de color pardo-oscuro o negro brillante en su interior.

Consejos para el cultivo de la Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera

Este cactus es bastante fácil de cuidar en el jardín pero algunos errores simples de cultivo pueden ser mortales. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Necesita un ambiente ligeramente sombreado aunque tolera crecer en sitios muy iluminados. La exposición al sol directo es un error común entre los cultivadores porque piensan que como es un cactus, no le afecta. El sol es capaz de quemar sus tallos y debilitar la planta. 

Temperatura: Está muy bien adaptado a tolerar las altas temperaturas que se manifiestan normalmente en los trópicos pero agradece también temperaturas frescas entre los 15-20⁰C. Temperaturas inferiores a los 10⁰C suponen un alto riesgo de podredumbre.

Sustrato: Es una especie epífita, es decir, crece de forma natural sobre material vegetal. Las raíces están adaptadas a arraigar entre las grietas de los troncos. Se cultiva generalmente en troncos utilizados para orquídeas epífitas o en macetas con sustrato para epífitas con un óptimo drenaje.

Frecuencia de riego: Este cactus tolera riegos más frecuentes que muchas otras especies porque su porte colgante permite que el agua drene rápidamente y solo se absorba el agua necesaria. Regar de 1-2 veces semanales en las estaciones cálidas y 1 vez cada 10 días en invierno.

Detalles de los tallos de la Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera

Detalles de los tallos de la Disciplinilla o Cactus Colgante, Rhipsalis baccifera


Plagas y enfermedades: Se recomienda ubicar está planta en alturas porque los moluscos (caracoles y babosas) pueden atacar sus tallos. Las cochinillas pueden aparecer pero son poco frecuentes. Evitar sembrar en vasijas donde el sustrato tenga pésimo drenaje porque se pudrirán sus delgadas raíces.

Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos que por lo general comienzan a formar raíces en diferentes zonas de la planta. Por semillas es bastante complicado.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: