lunes, 31 de octubre de 2016

Una planta con hojas que te impresionarán, Pilea spruceana



Fotografías y características de la planta ornamental conocida por sus hermosas brillantes y coloridas, Pilea spruceana. Consejos para el cultivo.

La hermosa planta de hojas brillantes, Pilea spruceana

Pilea spruceana es una pequeña planta herbácea de la familia Urticaceae muy cultivada en países de todo el mundo por la belleza inigualable de sus hojas. Esta especie no es tan común en jardines como otras del género pero su belleza, puede llegar a considerarse mayor en comparación con las más cultivadas.

Esta especie se caracteriza por formar densas hierbas que no superan los 60 cm de altura con tallos muy ramificados. Los tallos están cubiertos de pequeños pelos blanquecinos y son de color pardo rojizo. 

La hermosa planta de hojas brillantes, Pilea spruceana


Las hojas son bastante grandes (en comparación con la altura) con aproximadamente unos 10 cm de largo por 6 cm de ancho. Estas son elípticas con el margen aserrado y se disponen opuestas en los tallos. La coloración de las hojas jóvenes en formación es muy similar al color del cobre (color rojizo y brillante) con la base amarillenta; luego toman una coloración verde oscura con manchas grises brillantes alrededor de los 3 nervios visibles cuando terminan su desarrollo. El brillo de las hojas en formación y las ya desarrolladas, es sumamente atractivo para cualquier jardín.

Las flores no tienen valor ornamental debido a que aparecen en pequeñas inflorescencias axilares con numerosas flores (de menos de 5 mm de largo) de color pardo oscuro. La eliminación temprana de las inflorescencias incentiva la formación de follaje.

Consejos para el cultivo de la planta Pilea spruceana

Es una planta de fácil cultivo y se recomienda para personas con poca experiencia. A continuación les presentamos sus cuidados:

Iluminación: Es imprescindible que crezca en sitios muy iluminados para su óptimo desarrollo. Nunca debe ubicarse a pleno sol porque este quemará sus hojas. Si se sitúa en ambientes sombríos, el crecimiento será desproporcionado y poco atractivo.

Temperaturas: Necesita crecer en ambientes cálidos o frescos donde predomine una elevada humedad ambiental (mayor al 60%). Su rango óptimo oscila entre los 12-28°C para un crecimiento perfecto. Temperaturas menores a los 8°C  provocan daños en las raíces y tallos provocando la muerte de la planta.

Sustrato: El sustrato perfecto debe ser una mezcla conformada por 1/3 de tierra de jardín de calidad, 1/3 de turba y el otro tercio de gravilla o piedras de río. La característica necesaria del sustrato es que tenga un perfecto drenaje.

Frecuencia de riego: Regar cuando el sustrato se seque por completo a una profundidad de 3-4 cm. Se recomienda el riego con agua de lluvia; el agua del grifo puede deteriorar su salud por la elevada concentración de cloro.

Detalle de las hojas de la planta Pilea spruceana

Detalle de las hojas de la planta Pilea spruceana


Abono: Aplicar humus de lombriz cuando se trasplante la planta o cada 6 meses sobre el sustrato. Además pueden emplearse abonos químicos industriales de liberación lenta una o dos veces al año.

Poda y trasplante:Debe trasplantarse cada 1-2 años en primavera en dependencia de su crecimiento en la maceta. La nueva vasija debe tener un diámetro ligeramente mayor pero nunca más profunda. Se recomienda pinzar los brotes de los tallos para incentivar las ramificaciones de estos y formar plantas más compactas.

Plagas y enfermedades: Las plagas más comunes son los pulgones (áfidos) que se hospedarán en los tallos fundamentalmente, eliminarlos rápidamente con insecticidas específicos o de forma manual.

Multiplicación: Mediante esquejes de tallos de unos 10-12 cm que colocaremos en un sustrato compuesto por tierra de jardín y gravilla; mantener ligeramente húmedo. Mantener la humedad con bolsa transparente de nylon que permita la conservación de esta en la maceta.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

viernes, 28 de octubre de 2016

La Estrella Negra no puede faltar en tu colección, Orbea decaisneana



Fotos y descripción de la planta suculenta llamada Orbea decaisneana (sin. Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum). Consejos para el cultivo.

La Estrella Negra (Orbea decaisneana). Características generales.

Orbea decaisneana es una especie de planta suculenta de la familia Apocynaceae que ha pasado a lo largo de los años por diversos géneros en su clasificación. En la actualidad se encuentra incluida en el género Orbea pero muchos autores aún la identifican como Pachycymbium decaisneanum. Esta especie es sumamente popular en colecciones de todo el mundo por su fácil cultivo y bella floración.

Flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum

Flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum


La Estrella Negra se caracteriza por tener tallos suculentos divididos en cuatro costillas (cada costilla se orienta a aproximadamente 90° de la otra) con bordes redondeados y de color verde claro con numerosas manchas pardo rojizas (las manchas se pronuncian más cuando existe una intensa iluminación). Las costillas presentan evaginaciones (también llamadas dientes)  casi cónicas; se disponen dos opuestas por segmento. Estas evaginaciones están orientadas horizontalmente con su región más plana en la sección superior. Los tallos tienden a ramificarse bastante y lo hacen originando nuevos brotes a partir de las regiones superiores de las evaginaciones más pegadas a la base del tallo. Además el crecimiento es bastante acelerado en comparación con otras de su grupo.

Las flores aparecen en los meses más cálidos del año (verano fundamentalmente) aunque con las condiciones propicias, puede florecer en cualquier época (muy raro en invierno). Estas aparecen solitarias o en pequeños grupos en las regiones superiores de las evaginaciones de las costillas y tardan de 2-3 semanas para desarrollarse y abrir. Además son pequeñas, tienen 5 pétalos (forma estrellada), con un color púrpura muy oscuro casi negro (de ahí su nombre popular) en su región anterior y blanco verdosos con manchas púrpuras en su región posterior (los pétalos) y están sostenidas por un pequeño pedúnculo. El olor de las flores es bastante fuerte y desagradable para atraer insectos (moscas) para la futura polinización. En la región central de las flores se observan las estructuras reproductoras.

Vista de la planta llamada Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum

Vista de la planta llamada Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum


Consejos para el cultivo de la Estrella Negra

Es muy sencilla de mantener en el jardín y considerada una de las más resistente de su grupo. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Mucha iluminación pero nunca exponerla directamente al sol del mediodía. Tolera muy bien el sol de las mañanas y la tarde. En invierno si puede exponerse al sol durante todo el día si las temperaturas no son extremadamente bajas.

Temperaturas: Crece mejor en ambientes cálidos que en muy frescos o fríos. Las temperaturas ideales para su desarrollo deben oscilar entre los 20-30°C. Temperaturas inferiores a los 10°C pueden dañar sus tejidos y pudrirla.

Sustrato: Crece mejor en sustratos minerales con algo de tierra. La mezcla debe propiciar que el sustrato tenga un drenaje perfecto. El encharcamiento prolongado provoca la pudrición inmediata de raíces y la base del tallo.

Vista delantera de la flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum

Vista delantera de la flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum


Frecuencia de riego: Regar en época de desarrollo cuando el sustrato se seque por completo. En temporadas invernales se debe detener el riego por completo o solo efectuarlo si el tallo está arrugado por deshidratación. No se recomienda pulverizar los alrededores de la planta debido a que necesita crecer en ambientes bastante secos.

Plagas y enfermedades: Es susceptible a ser atacada por cochinillas (cochinilla algodonosa fundamentalmente) que se pueden eliminar muy fácil de forma manual. Las babosas y caracoles son capaces de devorar grandes partes de la planta si la alcanzan; ubicarla en sitios elevados. El encharcamiento y elevada humedad ambiental provocan la aparición de hongos en las raíces que pudren su sección más baja; en caso de detectar esta patología, se debe aplicar fungicidas rápidamente o cortar el tallo y volverlo a sembrar luego de secado el corte.

Vista trasera de la flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum

Vista trasera de la flor típica de la Estrella Negra (Orbea decaisneana). Pachycymbium decaisneanum o Caralluma hesperidum


Multiplicación: Muy fácil a partir de esquejes de tallos (ramificaciones) que deben ser sembrados luego de haberse secado el corte. Enraízan muy rápido y crecerán a gran velocidad. 

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Conoces al Pimiento o Ají de Jardín? Aquí te enseñamos todo sobre él



Características de la planta ornamental conocida como Ají de Jardín, una variedad muy atractiva de la especie Capsicum annuum. Consejos para el cultivo.

El Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum 

El Ají o Pimiento de Jardín es una de las decenas de variedades que se pueden encontrar en la planta Capsicum annuum y la más utilizada con fines ornamentales. La especie tipo es originaria de la zona Sur-Central del continente americano donde aún crecen de forma silvestre algunas variedades. En la actualidad es una de las especies del género Capsicum más comercializadas y cultivadas a nivel mundial. La variedad que trataremos en esta publicación es muy famosa como planta ornamental y puede encontrarse con mucha facilidad en todo el mundo.

El Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum


Esta variedad se caracteriza por formar una pequeña hierba de porte semi-arbustivo que no logra sobrepasar los 70 cm de altura. Sus tallos son totalmente verdes, con menos de 2 cm de diámetro y muy ramificados. Las hojas son algo estrechas con sus variaciones (lanceoladas generalmente) con aproximadamente unos +/-10 cm de largo por +/- 4 cm de ancho en su región media. El ápice siempre agudo y pronunciado y el margen entero. Además son verde oscuras con el nervio central conspicuo.

Las flores son muy pequeñas, poco atractivas y aparecen en las épocas primaverales fundamentalmente. Estas se disponen solitarias o en pequeñas inflorescencias. Además tienen los pétalos blancos-amarillentos, los estambres amarillos típicos de las flores de las solanáceas y se orientan generalmente hacia abajo.

Los frutos se forman luego de la polinización de las flores y estos, son los más atractivos de la planta en cuestión. Su característica más atractiva es el cambio de coloración que sufren mientras van madurando; primeramente son amarillos, luego morados y finalmente rojos. Los frutos se caracterizan por ser globosos o cónicos con el ápice pronunciado y de aproximadamente unos 6 cm de largo. Cuando termina la maduración de las semillas, los frutos tienden a arrugarse y caer al sustrato; un fruto puede albergar en su interior más de 15 semillas planas de color crema.

Consejos para el cultivo del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum

Es muy fácil de mantener en el hogar pero no obviando algunos consejos que les brindamos a continuación:

Iluminación: Es una planta que prefiere crecer a semisombra o bajo luz solar filtrada por alguna ventana, malla protectora o follaje de árboles. El sol directo la deshidrata muy rápido y provoca el marchitamiento de la planta en pocas horas. Nunca debe cultivarse en lugares umbríos porque crecerá de forma desproporcionada y no florecerá ni fructificará. Una buena iluminación es un factor imprescindible en la floración y formación de frutos en esta planta.

Temperaturas: Prefiere crecer en climas frescos o cálidos donde las temperaturas oscilen entre los 10-25°C. Tolera temperaturas de hasta 5°C; temperaturas menores son mortales. Temperaturas superiores a los 30°C pueden provocar deshidratación acelerada que deberemos contrarrestar con mayor frecuencia en el riego.

Vista de los frutos del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum

Vista de los frutos del Ají o Pimiento de Jardín, Capsicum annuum


Sustrato: Su crecimiento se ve favorecido en sustratos ricos en materia orgánica que retengan un poco la humedad. Se aconseja crear una mezcla de tierra, turba y hojas trituradas para un óptimo resultado.

Frecuencia de riego: Regar de 2-4 veces por semana en dependencia de la velocidad con que se seque el sustrato; nunca dejes que lo haga por completo. Evitar los encharcamientos porque pueden pudrir las raíces. En verano se recomienda pulverizar el follaje todos los días en horas de la tarde.

Abono: El mejor fertilizante según experiencias personales es el abono de origen orgánico como el humus de lombriz o estiércol vacuno. Este debe ser aplicado cada 15 días en primavera y verano directamente sobre el sustrato. También pueden ser utilizados fertilizantes industriales para plantas con flores.

Plagas y enfermedades: Si las temperaturas son elevadas y el ambiente con baja humedad relativa, los frutos caerán antes de madurar: no olvidar pulverizar el follaje si se presenta esta situación. Las plagas principales que la atacan son los pulgones, cochinillas, ácaros y caracoles. También puede sufrir enfermedades víricas y patologías asociadas a diversos hongos.

Multiplicación: A partir de semillas que debemos recoger cuando los frutos caigan ya maduros. Las semillas germinan en pocos días si la temperatura del sustrato es elevada (+/-23°C). Debemos aclarar que esta especie es anual, es decir, luego de florecer y formar frutos, la planta perderá fuerza y puede llegar a morir. Se recomienda desechar la planta luego de terminar su fructificación.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: