viernes, 30 de septiembre de 2016

Un cactus muy colorido, Gymnocalycium mihanovichii



Fotografías y descripción del cactus ornamental Gymnocalycium mihanovichii. Consejos para cultivarlo de forma óptima.

El Cactus de Colores, Gymnocalycium mihanovichii

Gymnocalycium mihanovichii es un pequeño cactus globoso de la Familia Cactaceae muy popular en colecciones de todo el mundo como cactus injertado por la ausencia de pigmentos clorofílicos, es decir, las variedades sin clorofila son las más cultivadas en comparación con la especie tipo. Esta especie es originaria de América del Sur pero su valor ornamental ha provocado su expansión hacia colecciones de todos los continentes.

El Cactus de Colores, Gymnocalycium mihanovichii


La especie tipo se caracteriza por formar un tallo globoso verde con tonos de gris, el ápice deprimido y con una talla de aproximadamente 5-10 cm de altura por 5-8 cm de diámetro, puede que un poco más. Se observan de 6-8 costillas pronunciadas con el margen ondulado y las areolas pronunciadas, es decir, las zonas más bajas del margen de las costillas se observan entre las areolas. Las espinas surgen de las areolas (generalmente 6 pero pueden existir 4-5), tienen menos de 3 cm de largo (en algunas variedades pueden ser un poco más largas), muy curvas y de color pardo. En la base de las areolas existen numerosas estructuras finas de color blanquecino, parecidas a pequeños pelos. Cuando el cactus es bastante grande (algunos pequeños pueden pero es bastante raro) comienza a formar plantas hijas (reproducción asexual) que surgen directamente de las areolas.

Las flores son bastante llamativas y aparecen generalmente en las areolas más apicales. Son tubulares y bastante grandes en comparación con el tamaño del tallo. Existen variedades de colores en estas en dependencia de la variedad; existen cultivares con flores rosadas, verdes, blancas-amarillentas, blancas-rosácea y otras con flores casi púrpuras.

Flor de una variedad del cactus Gymnocalycium mihanovichii

Flor de una variedad del cactus Gymnocalycium mihanovichii


Gymnocalycium mihanovichii de colores, los más populares

Se pueden encontrar variedades con tallos amarillos, rojos, púrpuras, anaranjados y matizados debido a mutaciones genéticas que provocan la incapacidad de formar pigmentos clorofílicos. Esta deficiencia de pigmentos clorofílicos imposibilita la realización de la fotosíntesis y por consiguiente la muerte futura; por esto es necesario acudir al injerto para la supervivencia de dichos cultivares. Al estar injertados se alimentan de los nutrientes producidos por el cactus porta-injerto que si realiza fotosíntesis. Nunca encontrarán una variedad sin pigmentos de esta especie en tierra porque nunca sobrevivirá.

Cactus con numerosas plantas hijas, color amarillo, Gymnocalycium mihanovichii

Cactus con numerosas plantas hijas, color amarillo, Gymnocalycium mihanovichii


Consejos para el cultivo del cactus Gymnocalycium mihanovichii

Es un cactus muy fácil de mantener en el jardín y sus cuidados cuando están injertados se hacen aún más sencillos. A continuación sus cuidados básicos:

Iluminación: Se recomienda cultivar en lugares con buena iluminación pero nunca al sol directo. Este cactus puede llegar a quemarse si el sol es muy fuerte. En climas con veranos más suaves se puede exponer en horas de la mañana y la tarde.

Temperaturas: Siempre por encima de los 15C para evitar que el injerto se pudra. Temperaturas inferiores destruyen los tejidos del injerto y pudre al cactus por completo.

Cactus con numerosas plantas hijas, color naranja, Gymnocalycium mihanovichii

Cactus con numerosas plantas hijas, color naranja, Gymnocalycium mihanovichii


Sustrato: Generalmente el cactus porta-injerto es del género Hylocereus y tolera una amplia variedad de sustratos siempre que tengan una buena permeabilidad. Si se cultiva la especie tipo debemos proporcionarle un sustrato basado en arena gruesa, un poco de cortezas de pino, polvo de carbón vegetal y gravilla.

Frecuencia de riego: Regar muy poco y siempre evitando encharcar el sustrato. Se recomienda regar solo cuando el sustrato esté completamente seco. Los porta-injertos toleran la sequía de forma casi extrema. Evitar regar con aguas ricas en cal, estas provocarán una subida del pH del sustrato que puede ser mortal para la especie tipo.

Un aspecto esencial: Si observas en el cactus porta-injerto la formación de ramificaciones debes eliminarlas al momento porque el cactus (porta-injerto) dedicará sus nutrientes a dicha ramificación y pudrirá tu Gymnocalycium.

Cactus con numerosas plantas hijas, color rojo, Gymnocalycium mihanovichii

Cactus con numerosas plantas hijas, color rojo, Gymnocalycium mihanovichii


Plagas y enfermedades: Es raro que sea atacado por plagas pero las cochinillas pueden aparecer, elimínalas con tus dedos o con un cepillo y jabón neutro. Los hongos por exceso de humedad también pueden atacarlo, usar fungicidas si observas manchas o perforaciones en el tallo.

Multiplicación: La forma más sencilla es mediante la separación de plantas hijas que aparecen cuando la planta crece bastante. Si son de un injerto (sin pigmentos), debes injertarlas también para que sobrevivan.

Páginas relacionadas:


Síguenos en nuestras redes sociales:

martes, 27 de septiembre de 2016

Conoce a la Justicia o Crosandra, Crossandra infundibuliformis



Descripción y fotografías de la planta ornamental conocida popularmente como Justicia, Crossandra infundibuliformis. Consejos para el cultivo en el jardín.

La popular Justicia o Crosandra, Crossandra infundibuliformis

Crossandra infundibuliformis es una especie subarbustiva y perenne (considerada herbácea en muchas ocasiones) de la familia Acanthaceae, muy cultivada en jardines e interiores tropicales de todo el mundo por la belleza de su floración y fácil mantenimiento. Esta especie es utilizada, con mucha frecuencia, para el adorno de interiores iluminados cultivándose en vasijas de mediano tamaño o jardineras. Es una planta de porte vertical con un alto grado de ramificación de los tallos y de pequeña altura; puede alcanzar en estado silvestre el metro de altura pero en macetas no logra sobrepasar los 60 cm; en cuanto al ancho, puede formar densos arbustos de más de 50 cm de diámetro.

La popular Justicia o Cosandra, Crossandra infundibuliformis


Las hojas de esta planta son muy decorativas porque presentan un color verde brillante. Además tienen forma redondeada o elíptica con el ápice algo estrecho y redondeado; en el borde de las hojas se pueden observar ondulaciones aunque en algunas, puede ser entero. El tamaño de las hojas oscila entre los 6-18 cm de largo por 1.5-6 cm de ancho en su región más central. No existe peciolo visible en las hojas, son sésiles.

La floración es el principal atractivo de esta especie como planta ornamental. Las flores se disponen en inflorescencias en espiga con cuatro lados (cuadrangulares). Las espigas pueden medir +/- 8 cm de largo por 1-1.5 cm de ancho. Cada espiga surge en la región terminal de los tallos y aparecen durante la temporada de mayo-septiembre (puede extenderse un poco más si predomina el calor). Las flores surgen de cada lado de la espiga donde se puede observar la corola multilobulada de color naranja o salmón con el centro amarillo. Generalmente surgen de forma continua de 2-5 flores que se van renovando con el tiempo.

Los frutos aparecen en la base de las espigas y son alargados con forma elíptica y de color pardo oscuro.

Consejos para el cultivo de la Justicia o Crosandra, Crossandra infundibuliformis

Esta planta por muchos autores es considerada como una especie de cultivo moderado aunque según nuestra experiencia, es muy fácil de mantener con requerimientos muy básicos. A continuación sus cuidados:

Iluminación: Requiere mucha luz para su crecimiento y floración. Se recomienda ubicarla bajo luz solar filtrada por árboles de follaje denso o mallas protectoras para un mejor resultado. Nunca debe exponerse directamente al sol porque la quemará. Generalmente es cultivada en interiores pero con el requisito indispensable de una intensa iluminación. Lugares muy umbríos provocarán la represión de la floración y crecimiento desproporcionado.

Temperatura: Prefiere climas cálidos o frescos donde las temperaturas oscilen entre los 15-35°C. No soporta temperaturas inferiores a los 5°C.

Sustrato: Es imprescindible proporcionarle un sustrato con pH igual o inferior a 7, es decir, un sustrato ácido o neutro. El sustrato más recomendado es el ácido para el cultivo de azaleas. La tierra debe ser rica en materia orgánica siendo necesario en algunos casos, la incorporación de turba. Se recomienda disponer de una capa de grava en la región más baja del sustrato para favorecer el drenaje.

Frecuencia de riego: Regar de forma moderada y siempre teniendo cuidado con los excesos. Mucha agua es muerte segura para la planta. Se recomienda mantener el suelo ligeramente húmedo pero nunca encharcado. A la hora de regar es de vital importancia verter el agua a la altura del sustrato; las flores son tan delicadas que el agua de riego o lluvias ocasionales las pueden marchitar con rapidez.

Detalles de las flores de la Justicia o Crosandra, Crossandra infundibuliformis

Detalles de las flores de la Justicia o Cosandra, Crossandra infundibuliformis


Humedad ambiental: No se recomienda vaporizar el área donde se encuentra la planta debido a que tanta humedad puede provocar patologías futuras. Solo vaporizar si el clima es demasiado seco.

Plagas y enfermedades: Es atacada frecuentemente por el ácaro Tetranychus urticae (Araña Roja) cuando la humedad ambiental es menor del 40%. Sus raíces se pudren cuando el agua en el sustrato es excesiva.

Otros: Evitar exponer la planta a flujos de aire porque provocan la caída del follaje.

Multiplicación: Mediante esquejes de tallos jóvenes o por semillas durante todo el año. Se recomienda multiplicar mediante estos dos métodos en cualquier estación menos el invierno para tener mejores resultado.

Otras Acantáceas que te encantarán


Síguenos en nuestras redes sociales:

domingo, 25 de septiembre de 2016

¿Cuál de estas flores te gusta más?



Galería de floraciones mixtas de plantas ornamentales y silvestres de gran belleza e identificadas.

En este breve artículo les presentamos 7 imágenes de flores de plantas de diferentes familias vegetales para que ustedes decidan cuál les gusta más. Déjennos en los comentarios cuál te agradó más y cuál tienes yaaa.

Flores de una especie de bulbosa del género Iris¸ llamadas popularmente como Lirios
 
Flores de una especie de bulbosa del género Iris¸ llamadas popularmente como Lirios


Inflorescencia de una planta silvestre del género Lippia

Inflorescencia de una planta silvestre del género Lippia


Flor del popular Árbol de Mayo, género Plumeria

Flor del popular Árbol de Mayo, género Plumeria


Flor típica del famoso Lirio del Amazonas, Eucharis amazonica

Flor típica del famoso Lirio del Amazonas, Eucharis amazonica


Vista de la planta silvestre en plena floración llamada Euploca humifusa o Heliotropium humifusum

Vista de la planta silvestre en plena floración llamada Euploca humifusa o Heliotropium humifusum


Flores del arbusto conocido como Flamboyán enano, Caesalpinia pulcherrima

Flores del arbusto conocido como Flamboyán enano, Caesalpinia pulcherrima


Flores de la bella trepadora conocida como Trompeta Azul, Thunbergia grandiflora

Flores de la bella trepadora conocida como Trompeta Azul, Thunbergia grandiflora


Otras galerías que te pueden gustar


Síguenos en nuestras redes sociales:

jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Cómo se reproducen las plantas? Aquí lo sabrás con exactitud!!!



Tipos de reproducción en las plantas. Generalidades de estos procesos y ventajas que les confieren a las poblaciones vegetales.

Las plantas, al igual que los animales, han modificado sus mecanismos de reproducción con el paso de los años para mantener descendencia durante más tiempo en la Tierra, es decir, sus mecanismos de reproducción han evolucionado con el tiempo y aún siguen evolucionando. La evolución de los mecanismos reproductivos es de vital importancia para la perpetuación de las poblaciones de plantas en el tiempo en un lugar determinado. Aunque mucho no lo crean, todas las especies están destinadas a desaparecer (extinguirse) en un determinado momento ya sea por desequilibrio genético, desplazamiento en sus hábitats por especies más resistentes (híbridos por ejemplo) o plantas invasoras, cambios producidos en el clima y/o por el “nuevo” agresor (considerado el más devastador), el Hombre. Muchas plantas, al modificar sus mecanismos de reproducción, mejoran las posibilidades de mantenerse un poco más sobre la Tierra y dejar un mayor número de descendientes que perpetuarán la especie en el futuro.

En este post queremos compartir con ustedes los tipos más comunes de reproducción que poseen las plantas en general y con estas demostrar sus ventajas y desventajas futuras.

Tipos de reproducción en las plantas

Existen dos tipos generales de reproducción en las plantas: la reproducción sexual y la reproducción asexual o vegetativa.

Reproducción sexual

Es el tipo de reproducción básico de todas las plantas y el más importante debido a que en este ocurre recombinación del material genético y por consiguiente mayor variación en la descendencia. Este método de reproducción es imprescindible para la evolución de todas las especies del planeta debido a diversos mecanismos que ocurren durante la recombinación genética (ejemplo: fijaciones de mutaciones que ocurren en los genes que pueden conferirle mayor resistencia a una planta ante algún tipo de virus específico). La reproducción sexual en las plantas es la base de la ciencia que estudia y trabaja en el mejoramiento genético de plantas con valores comerciales.

Polinización de una flor por un insecto (Mariposa), principio de la reproducción sexual

Polinización de una flor por un insecto (Mariposa), principio de la reproducción sexual


¿Pero qué es la reproducción sexual en las plantas?

Esta reproducción consiste en la transmisión del polen de una estructura reproductora (flores en angiospermas, estructuras que almacenan esporangios en los helechos llamados Soros, por ejemplo) hacia otra estructura receptora del polen (llamado ovario en las angiospermas para poner el ejemplo más conocido) en la cual ocurrirá la fertilización y formación de las semillas con presencia de fruto o no. Es conocido por todos que las flores de las angiospermas son altamente variables y se pueden encontrar miles de formas, aromas y colores; además las estructuras reproductoras se ubican en diferentes posiciones. Las características de las flores son esenciales en la polinización, Ejemplo: El color, forma y/o aroma de las flores es imprescindible en la atracción de los polinizadores (pueden ser insectos, arácnidos, mamíferos, aves, el viento, etcétera.) que son los encargados de transportar los granos de polen de una planta a otra. La posición de las estructuras reproductoras están también estrechamente relacionadas con los polinizadores; ejemplo: Los estambres y el estigma (estructura receptora del polen) generalmente rodean el área donde se genera el néctar (alimento de los polinizadores) para facilitar el contacto con el cuerpo del polinizador cuando se introduzca en la flor y dejar los gránulos de polen sobre este y tomar los que transporte.  

Dentro de la formación de los frutos, es fácil apreciar una diversidad enorme en formas, tamaños, colores, sustancias que presentan en su interior, entre otras características. Un aspecto muy importante de la reproducción sexual que las plantas necesitan, es la dispersión de sus semillas lo más lejos posible de las que las formaron, es decir, si una semilla germina y se desarrolla muy cerca de la planta que la creó, hay mayor probabilidad de que ocurra reproducción sexual con ella y por consiguiente la recombinación genética se vería afectada con altas probabilidades de formar plantas menos resistentes o semillas no viables (para poner un ejemplo: los hijos entre hermanos de dos personas pueden nacer con diversas enfermedades provocadas por recombinación genética entre organismos con una descendencia común; esto ocurre porque se manifiestan genes (los que provocan las enfermedades, llamados genes recesivos) que por recombinación genética normal entre personas de diferente descendencia serían silenciados); hay que reconocer que la endogamia (cruce entre descendientes con ancestros comunes, lo explicado con anterioridad) en las plantas es menos agresiva que en los animales pero igual de dañina (puede llevar a la extinción con el tiempo).

Frutos de un cactus del género Epithelantha producto de la polinización de sus flores, reproducción sexual

Frutos de un cactus del género Epithelantha producto de la polinización de sus flores, reproducción sexual


Los mecanismos de dispersión en las plantas han evolucionado y se han diversificado según las condiciones climáticas frecuentes de la zona. Muchas plantas forman frutos carnosos con diversos sabores que atraen a especies animales que se alimentarán de este, ingerirán sus semillas y las expulsarán lejos de la planta madre; Curiosidad: Existen semillas de algunas especies que solo germinan cuando pasan por el sistema digestivo de los animales que las consumen. 

La forma de las semillas y frutos varía en dependencia del mecanismo de dispersión, ejemplos: Algunas semillas son planas con estructuras delgadas con formas de alas que les permiten planear con las corrientes de aire y llegar lo más lejos posible (dispersión por el viento), frutos con forma de lanza para enterrarse en el sustrato mientras caen (se observa en los Mangles), estructuras con forma de espinas y ganchos en los frutos o semillas para adherirse a animales (dispersión llamada zoocoria), entre otras modificaciones.

Reproducción asexual 

La reproducción asexual o vegetativa es una alternativa que tienen las plantas cuando los polinizadores no están presentes y así mantener las poblaciones hasta que vuelvan a aparecer.Es uno de los mecanismos reproductivos más utilizados por el hombre (industria agrícola, viveros, etcétera) debido a que de una sola planta puedes obtener varias en breve tiempo. Este tipo de reproducción se basa en la generación de plantas idénticas a sus progenitores, es decir, clones de la planta madre. Este tipo de reproducción es muy común en las plantas y se lleva a cabo de diferentes formas que aseguramos que muchos conocen. La principal desventaja de este tipo de reproducción es la ausencia de recombinación genética y por consiguiente, la limitación de las posibilidades de que las poblaciones se adapten a las diferentes condiciones climáticas que se den con el tiempo; a diferencia de la reproducción sexual que genera plantas modificadas genéticamente para resistir dichas condiciones cambiantes.

Plántulas generadas en el borde de las hojas de una planta suculenta, Kalanchoe daigremontiana

Plántulas generadas en el borde de las hojas de una planta suculenta, Kalanchoe daigremontiana


Tipos de reproducción asexual o vegetativa en las plantas

- Algunas plantas se multiplican mediante la formación de estolones (tallos largos y delgados que se forman sobre la superficie del suelo) en los que las hojas, flores y raíces  son generadas en cada nudo. 

- Un método clásico que puede ser utilizado en la mayoría de las especies es la multiplicación por esquejes de tallos o plantas hijas que forman en sus tallos.

- Los tallos subterráneos (rizomas) son de vital importancia en la reproducción de muchas plantas herbáceas. Los rizomas invaden las áreas aledañas  a la planta madre y cada nudo  produce un nuevo nudo capaz de formar una nueva planta. 

- Los bulbos, cormos, y tubérculos están especializados  en el almacenamiento de agua y nutrientes y en la propagación vegetativa con la formación de nuevos en sus paredes. 

Método de multiplicación asexual por hojas de plantas suculentas

Método de multiplicación asexual por hojas de plantas suculentas


- Uno de los tipos de reproducción asexual más conocido se observa en muchas plantas suculentas, violetas africanas y begonias es la posibilidad de multiplicarse a partir de hojas o fragmentos de estas. También existen plantas capaces de generar pequeñas plantas hijas en el borde de sus hojas (ejemplo: Muchas suculentas del género Kalanchoe).

-  Otra forma de reproducción asexual menos conocida es la apomixis donde algunas plantas son capaces de formar semillas sin que ocurra la polinización de sus flores. Estas semillas mantienen la información genética de la planta madre.

Conclusiones

Tanto la reproducción sexual como la asexual juegan un papel fundamental en la supervivencia de las poblaciones vegetales del planeta con sus ventajas y desventajas. Estos mecanismos de reproducción presentados en este artículo puede que sean pocos con los que realmente existen y se desarrollarán con la evolución de las plantas durante los próximos años.
 
Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: