jueves, 31 de marzo de 2016

El Choclo de Oro o Colita de Camarón, Pachystachys lutea



Fotografías y descripción del arbusto ornamental conocido como Choclo de Oro o Colita de Camarón, Pachystachys lutea. Consejos para el cultivo.

El Choclo de Oro o Colita de Camarón, Pachystachys lutea

Pachystachys lutea  es una planta arbustiva de la familia Acanthaceae y es ampliamente cultivada en el mundo por sus numerosas y vistosas inflorescencias. Se caracteriza por presentar tallos delgados, muy ramificados y leñosos. Los tallos (teniendo en cuenta las ramificaciones) pueden alcanzar más de 1.50 metros de altura en exteriores; si se cultiva esta planta en macetas, no suele sobrepasar el metro de altura. Los tallos son pardo-rojizos y con entrenudos muy pronunciados.

Inflorescencia de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea

Inflorescencia de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea


Las hojas son bastante grandes y poseen una coloración verde oscura en el haz y un poco más clara en el envés. Tienen forma ovalada con el ápice agudo y los nervios muy conspicuos.  Surgen en pares opuestos de los entrenudos del tallo y no se observa un peciolo evidente. El margen es entero sin ninguna irregularidad.

Las flores aparecen en inflorescencias racimosas acompañadas de numerosas brácteas de color amarillo. Estas surgen a los laterales de la inflorescencia, duran poco tiempo, son alargadas y poseen coloración blanca. Las inflorescencias aparecen en el ápice de los tallos o axilas de las hojas. Cada inflorescencia puede durar hasta un par de meses sin marchitarse por completo.

La aparición de inflorescencias está muy relacionada con la temperatura ambiental, es decir, esta planta solo florece en épocas donde predominen altas temperaturas (ejemplo: verano). En algunos países tropicales puede llegar a florecer casi todo el año.
 
Vista de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea

Vista de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea


Esta especie es frecuentemente cultivada con la planta conocida como Camarón (Justicia brandegeeana)  porque florecen en la misma época y tienen inflorescencias similares.

Distribución geográfica

Esta planta es oriunda de países tropicales de Centroamérica y Sudamérica. En la actualidad se puede encontrar este arbusto en regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo.

Consejos para el cultivo

Iluminación: Esta planta debe ser cultivada en lugares bien iluminados, pero donde el sol no incida directamente durante mucho tiempo, porque se pueden quemar las hojas. En interior también pueden ser cultivadas, pero la planta no crecerá mucho por falta de luz. Durante el inverno, cuando el sol es más leve, si puede recibir luz directa del sol durante todo el día.

Temperatura: Soporta temperaturas de hasta 36° C aunque el rango ideal se encuentra entre los 10 y 20 °C. Hay que protegerlas  durante el invierno porque si las temperaturas son demasiado bajas, las hojas ennegrecen. Si por algún descuido le sucede esto a tu planta, la mejor opción es eliminar las hojas dañadas. Temperaturas extremadamente bajas la matarán.

Frecuencia de riego: Durante el verano se debe regar frecuentemente, pero el riego siempre depende del lugar en que esté plantada, y de las características de la maceta. En caso de estar plantada en una maceta de barro, regar cada 2 días, en macetas plásticas cada 4 días, al igual si está plantada directamente en el suelo. Es muy importante que la maceta tenga un buen drenaje y no encharcar el sustrato mientras regamos. Durante el invierno se debe disminuir la frecuencia de riego a una vez por semana.

Otra fotografía de la inflorescencia de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea

Otra fotografía de la inflorescencia de la planta Colita de Camarón o Choclo de Oro, Pachystachys lutea


Sustrato: No es una planta exigente respecto a al sustrato. Un poco de tierra fértil, ligada a un poco de arena para favorecer el drenaje, es suficiente para el desarrollo de ella. También puedes incluir al sustrato, piedras pequeñas para que favorezcan aún más el drenaje.

Trasplante: Para la que la floración se produzca abundante todos los años, debe ser trasplantada en primavera. Siempre utiliza una maceta un poco mayor que la maceta en la que estaba plantada anteriormente. 

Plagas y Enfermedades: Uno de los problemas más frecuentes que se nos pueden presentar, es la escasa floración de la planta. Esto generalmente está atribuido al aire, por lo que es muy aconsejable situarlas en lugares donde el aire no sea una amenaza.

Cuando el riego es muy escaso, generalmente las hojas empiezan a marchitar, por tanto de debe regular mejor la frecuencia de riego. 

Puede ser atacada por ácaros. Cuando esto sucede, las hojas toman un aspecto polvoriento en su superficie y terminan por caer. El remedio más efectivo para este tipo de ataques consiste en aumentar la humedad del ambiente con frecuentes nebulizaciones. En caso de que las infestaciones sean muy graves, se deben utilizar productos químicos.

Multiplicación: La multiplicación más efectiva es por esquejes.  Los esquejes se pueden obtener durante primavera cortando el ápice de algunos tallos que se noten bien saludables. Se debe cortar por debajo del entrenudo, utilizando un cuchillo bien afilado y consiguiendo un corte oblicuo. Los esquejes se plantan en un sustrato formado por la liga de turba y arena gruesa. Se pueden utilizar hormonas de enraizamiento para aumentar las probabilidades de éxito.

Otras acantáceas que debes conocer


Síguenos en nuestras redes sociales:

miércoles, 30 de marzo de 2016

Precauciones a tener en cuenta antes de comprar plantas



Precauciones que debemos tener en cuenta a la hora de comprar plantas ornamentales. Fotografías de algunas plantas bastante vendidas en el mercado. 

Casi todas las plantas que tenemos en el hogar o jardín fueron obtenidas en algún punto de venta o vivero. Debemos tener mucho cuidado a la hora de comprar alguna planta o esqueje, porque existen probabilidades de gastar el dinero para nada. Además, existen muchas personas oportunistas que venden plantas poco saludables o sin raíces, es decir, una verdadera estafa.

En esta publicación queremos compartir con ustedes algunos consejos para que nunca compren una planta en mal estado o que muera en pocos días. Con estos consejos podrás comprar una planta de 10.

Exposición de venta de plantas suculentas

Exposición de venta de plantas suculentas



10 Consejos para prevenir comprar plantas en mal estado

1-  Siempre comprobar que la maceta donde se encuentre la planta contenga agujeros para el drenaje en el fondo. La cantidad de agujeros varía según el tipo de planta, ejemplo: Para los cactus y las suculentas el número de agujeros debe ser mayor que para algunas begonias o helechos, es decir, a mayor número de orificios, el agua escurre más rápido y se seca el sustrato con rapidez.

2- Para muchas plantas epífitas, como muchas especies de orquídeas, las macetas deben tener agujeros adicionales en los laterales para que las raíces respiren y no se pudran.

3- Es muy importante comprobar la calidad del sustrato sobre el que crece la planta a comprar. Si observamos malas hierbas creciendo junto a la planta, significa que la tierra puede haber sido extraída de cualquier sitio silvestre; esta tierra no es de calidad porque posee generalmente numerosas semillas de malas hierbas, esporas de hongos e incluso cualquier parásito que podrán afectar a la planta en el futuro.

4- Para comprobar la calidad del sustrato y su permeabilidad, podemos introducir levemente los dedos en él y comprobar que no está compacta. También debemos comprobar que la tierra contenga una mezcla entre partículas de diferentes tamaños que favorezcan el drenaje del agua.

Venta de esquejes de variedades de la planta Kalanchoe blossfeldiana

Venta de esquejes de variedades de la planta Kalanchoe blossfeldiana


5- Un aspecto esencial que debemos conocer si deseamos adquirir una planta, es comprobar que su estado de salud es la adecuada. Debemos revisar los tallos, hojas y flores (si están presentes) para detectar algún tipo de plaga o enfermedad; comprar una planta infestada por plagas aumenta la posibilidad de contagio de otras plantas de tu jardín.

6- El material de la maceta debe ser el adecuado para la planta, por ejemplo: Un cactus que necesite pleno sol durante todo el día, no debe crecer en una maceta plástica. El plástico se calienta con rapidez con el sol y trasmite el calor a las raíces (daños térmicos irremediables); también, si el sol es muy intenso, puede provocar el quiebre de la maceta. Otro ejemplo: Muchos helechos necesitan un sustrato muy húmedo y si se cultivan en macetas de barro, los afectará. El barro es ideal para plantas que toleran la sequía porque permite la transpiración del agua con rapidez. El plástico retiene la humedad del sustrato durante más tiempo.

7- Evitar comprar esquejes de plantas muy pequeños y que contengan menos de 2 hojas. La probabilidad de que enraícen disminuye considerablemente si el tamaño del esqueje es menor. 

Plantas ornamentales en venta de un vivero

Plantas ornamentales en venta de un vivero


8- Si deseas comprar un esqueje de hojas de alguna especie de planta suculenta, te recomendamos aquellos que ya tengan raíces y un par de hojas pequeñas. De esta forma es más probable que no se estropee. 

9- Cuidado con los esquejes que contengan numerosas flores. Aunque los que presentan en venta lucen muy hermosos, la mayoría carece de raíces y las flores agotan la energía de la planta. En la mayoría de los casos estas plantas nunca enraízan y se secan. Si compras algún esqueje lleno de flores, debes cortarlas rápidamente para que la planta comience a desarrollar follaje y raíces.

Venta de diferentes cactus injertados

Venta de diferentes cactus injertados


10- Debes comprar siempre plantas jóvenes y no muy grandes. Muchas personas compran algunas plantas ya adultas pero no conocen la edad exacta de estas. Numerosas especies son bastante longevas pero algunas, duran pocos años. Si compramos una planta que dure aproximadamente 10 años y compramos una que tenga unos 8 años de vida, no la disfrutaremos el tiempo necesario. Si compras una planta joven, es seguro que te durará mucho tiempo.


Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:


martes, 29 de marzo de 2016

Todo lo que debes saber para cultivar Orquídeas Mariposas



Aspectos esenciales para cultivar orquídeas Mariposas en casa, género Phalaenopsis. Fotografías de algunas variedades de flores en estas plantas.

Las orquídeas mariposas (género Phalaenopsis) son una de las plantas más comercializadas en la actualidad por su alto valor ornamental. El problema está en que muchas personas queremos un ejemplar de estas orquídeas pero no sabemos cómo cuidarlas; a la mayoría de las personas que tienen estas plantas, se les mueren o nunca florecen.

En esta publicación le indicamos los requerimientos esenciales que necesitan estas orquídeas para su óptimo crecimiento y exuberante floración.

Variedad rosada de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis
 
Variedad rosada de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis


Manual para el cultivo de orquídeas Mariposas, género Phalaenopsis

Temperatura

Estas orquídeas son oriundas de climas tropicales y están completamente adaptadas a sobrevivir en climas cálidos. El rango de temperaturas ideal para el crecimiento de estas plantas se encuentra entre los 25-28°C durante el día y entre 18-23°C durante la noche. Está actualmente comprobado que un leve descenso en las temperaturas (18-19°C) favorece la aparición de las espigas florales. Muchos cultivadores de Phalaenopsis cultivan estas plantas en invernaderos donde controlan la temperatura; gracias a este control, se pueden obtener floraciones espectaculares y numerosas.

Iluminación

Estas orquídeas no toleran ni el sol directo ni la sombra total. Necesitan crecer en sitios de muy iluminados a algo sombreados. Se recomienda cultivarlas bajo mallas filtradoras de la luz solar con el objetivo de evitar quemaduras en las hojas. La falta de luz puede provocar floraciones defectuosas, crecimiento vertical poco estético de la planta y crecimiento lento o casi nulo del sistema de raíces.

Variedad blanca de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis

Variedad blanca de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis


En climas con precipitaciones frecuentes, deben cultivarse en lugares con mayor iluminación, (nunca sol) para que el sustrato se seque más rápido, y no aparezcan hongos o bacterias en la raíces por la excesiva humedad.

Humedad ambiental

Las orquídeas mariposas necesitan crecer en lugares bastante húmedos (70-80% de humedad relativa) para su óptimo crecimiento. En climas muy secos se recomienda aumentar la humedad de forma manual con máquinas de aspersión que se utilizan frecuentemente en muchos viveros. También se pueden pulverizar las plantas en horas de la mañana y finalizando la tarde. Hay que tener mucho cuidado porque un exceso de humedad y temperaturas altas, pueden provocar la proliferación de muchas bacterias nocivas. El control de la humedad puede llevarse a cabo siempre que el sitio tenga buena circulación del aire.

Riego

Debe regarse cuando el sustrato se encuentre casi seco; el riego debe efectuarse mediante pulverizaciones o aspersiones. El agua recomendada es el agua de lluvia; se debe almacenar el agua de las precipitaciones en envases limpios para evitar la contaminación. El agua para las Phalaenopsis debe ser lo más pura posible. En climas lluviosos es muy fácil almacenar agua de las precipitaciones pero en regiones con períodos grandes de sequía, se debe comprar agua de calidad o almacenar la mayor cantidad posible cuando llueva. 

Variedad amarilla de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis

Variedad amarilla de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis


Tipo de sustrato

El sustrato debe estar formado por una mezcla de partículas de diferentes tamaños, es decir, partículas grandes que favorezcan la permeabilidad y partículas un poco más pequeñas para retener el agua durante un tiempo y que permita que esta llegue a todas las regiones del sustrato. Se utiliza mucho la mezcla de fragmentos de cortezas de helechos arborescentes y musgos de turbera (género: Sphagnum); también podemos incorporar pequeños fragmentos de barro para la sujeción de las raíces. Como partículas pequeñas podemos utilizar un poco de polvo de tierra; el exceso de polvo puede provocar que el sustrato se compacte y evite que el agua drene por los agujeros del fondo.

En fin, el sustrato que proporcionaremos a nuestra orquídea debe tener la capacidad de permanecer húmedo durante unos días y después secarse ligeramente, no por completo; el exceso de humedad puede provocar pudriciones ¡CUIDADO! Evitar que la superficie del sustrato se seque demasiado.

Plagas comunes

Las orquídeas Mariposas son muy susceptibles al ataque de numerosas plagas que pueden matarlas en poco tiempo o suprimir la floración y crecimiento. Las más comunes son las babosas, caracoles, ácaros, dípteros, bacterias, virus y hongos.

Variedad matizada de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis

Variedad matizada de la flor de una orquídea Mariposa, género Phalaenopsis


Las enfermedades bacterianas más dañinas que sufren estas plantas son provocadas por especies del género Pseudomonas. Estas bacterias provocan numerosas manchas pardas en las hojas que contienen en el centro una sustancia aceitosa. Las plantas infestadas deben eliminarse urgentemente para evitar la propagación de la enfermedad. Estas bacterias aparecen frecuentemente por fluctuaciones bruscas de la humedad ambiente y exceso de nitrógeno en el sustrato.

El hongo más común que ataca a las flores es el mildiu (género Botrytis) y se observa como un conjunto muy compacto de manchas blanquecinas. Este hongo aparece por exceso de la humedad relativa. También pueden aparecer hongos en las raíces si el sustrato permanece húmedo durante mucho tiempo; estos hongos pudrirán las raíces y pueden provocar la muerte de las plantas.

Las enfermedades por virus son poco comunes. Algunas Phalaenopsis pueden infestarse por algunos virus que provocan un crecimiento lento y deforme de la planta. Estos ejemplares deben ser eliminados y quemados para evitar que otras plantas se enfermen.

Los moluscos (babosas y caracoles) pueden devorar las orquídeas en pocas horas; generalmente se alimentan de las regiones más jóvenes de la planta. Se recomienda situar a las orquídeas en lugares donde no logren alcanzarlas y utilizar trampas para eliminarlas de forma manual.

Orquídea Mariposa en maceta con bromelia, género Phalaenopsis

Orquídea Mariposa en maceta con bromelia, género Phalaenopsis


Los ácaros (araña roja generalmente) y dípteros (familia Sciaridae, larvas) pueden provocar deformaciones en las hojas y devorar las raíces jóvenes. Estos organismos deben eliminarse con insecticidas específicos.

Datos importantes

Se recomienda comprar las plantas en los viveros o puntos de venta con un tamaño bastante grande. La reproducción generalmente se hace por semillas y es un método muy complicado y delicado. Tener cuidado a la hora de manipular las orquídeas si se desea trasplantar a otra maceta porque pueden estropearse con facilidad. La maceta siempre debe tener el tamaño adecuado para que la orquídea se mantenga bien compacta en ella.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

lunes, 28 de marzo de 2016

El Arbusto Camarón, Justicia brandegeeana



Fotografías y características de la planta conocida popularmente como Camarón, Justicia brandegeeana. Consejos para el cultivo de esta especie.

El arbusto Camarón, Justicia brandegeeana


El arbusto Camarón, Justicia brandegeeana

Justicia brandegeeana es una especie arbustiva de la familia Acanthaceae muy cultivada como planta ornamental por su hermosa floración. Este arbusto se caracteriza por mantener su follaje durante todo el año. Tiene tallos muy ramificados de color verde oscuro con los entrenudos muy marcados y de color pardo-oscuro. Esta especie no sobrepasa el metro de altura pero si puede cubrir unos 5 metros cuadrados de área por planta.

Las hojas en esta especie son algo ovaladas y no muy grandes (2.5-8 cm de largo por 4-8 cm de ancho); en algunas ocasiones se pueden observar hojas asimétricas. La coloración del haz es verde oscura y el envés algo más claro. Las hojas se encuentran cubiertas de pequeños pelos blanquecinos al igual que el peciolo. También poseen el margen entero con irregularidades en algunas ocasiones.

La floración es el principal atractivo de esta especie. Las flores surgen acompañadas de un conjunto de brácteas y se disponen en inflorescencias conocidas como espigas. Las inflorescencias aparecen en el ápice de los tallos o las axilas de las hojas; cada flor surge rodeada de numerosas brácteas rojizas (las brácteas más jóvenes son de color amarillo-verdoso) que van creciendo en número mientras la inflorescencia vaya desarrollándose. Las flores son blancas y alargadas; y su interior posee numerosas manchas púrpuras.  La polinización es realizada frecuentemente por zunzunes y colibríes. 

En climas tropicales se pueden observar flores durante todo el año. Al parecer, las altas temperaturas favorecen la floración.

El nombre popular de esta planta está relacionado con el parecido de la forma y disposición de sus brácteas, con la cola de un camarón.

Distribución geográfica

Esta especie es oriunda de países de Centroamérica (México, Honduras, Guatemala) donde crece de forma silvestre. En la actualidad se cultiva en todas las regiones tropicales del mundo por su valor ornamental; muchos viveros la cultivan en grandes cantidades para su comercialización. Es muy común en países del Caribe.

Foto de la planta florecida; Camarón, Justicia brandegeeana

Foto de la planta florecida; Camarón, Justicia brandegeeana


Curiosidades

Esta especie es generalmente sembrada en conjunto con otro arbusto de inflorescencias parecidas e igual nombre popular; Pachystachys lutea. La combinación entre estas dos especies en época de floración, generan un espectáculo de inflorescencias.

Consejos para el cultivo del Camarón, Justicia brandegeeana
 
Este arbusto es muy fácil de cultivar en los trópicos y es muy resistente a las condiciones climáticas tropicales. Les dejamos algunos consejos para su óptimo cultivo.

Iluminación: Necesita crecer en sitios muy iluminados pero nunca a pleno sol durante muchas horas. Tolera algunas horas de sol al día. Recomiendo cultivarla bajo la luz filtrada de grandes árboles o mallas protectoras.

Temperatura: Necesita crecer en climas cálidos durante todo el año. Es susceptible a morir si las temperaturas se encuentran por debajo de los 10°C. El rango de temperatura óptimo se encuentra entre los 20-28°C.

Otra foto de las inflorescencias del Camarón, Justicia brandegeeana

Otra foto de las inflorescencias del Camarón, Justicia brandegeeana


Sustrato: Tolera casi cualquier tipo de suelo siempre y cuando, tenga un drenaje perfecto. Si el suelo es algo rico en materia orgánica, mucho mejor.

Frecuencia de riego: Es una especie que tolera de forma natural la escasez temporal de agua. Cuando el arbusto es muy pequeño, debemos regar profundamente de 2-3 veces por semana en dependencia de las temperaturas ambientales. Evitar el encharcamiento del agua porque las raíces se pudrirán con rapidez.

Plagas y enfermedades: Es una planta bastante resistente a las plagas. Puede ser atacada en algunas ocasiones por pulgones y cochinillas que debemos eliminar con insecticidas o manualmente. La pudrición en las raíces puede ocurrir por exceso de agua o encharcamiento provocado por un sustrato poco permeable.

Multiplicación: Es muy fácil de reproducir a partir de esquejes de tallos que enraizarán con rapidez en un sustrato con buen drenaje y ligeramente húmedo.

Otras acantáceas que no pueden faltar en tu jardín


Síguenos en nuestras redes sociales: