lunes, 29 de febrero de 2016

Como combatir las úlceras con Sábila, Aloe vera



Propiedades medicinales de la Sábila (Aloe vera) y métodos para tratar las úlceras. 

Como tratar las úlceras con la Sábila, Aloe vera

Aloe vera es una de las especies de plantas suculentas con más propiedades medicinales conocidas hasta el momento. Actualmente los centros de investigaciones más importantes del mundo han prestado atención a esta especie vegetal,  buscando toda la evidencia científica necesaria sobre las propiedades de esta planta para el tratamiento de un gran número de enfermedades.

Cultivo de la planta medicinal conocida como Sábila, Aloe vera

Cultivo de la planta medicinal conocida como Sábila, Aloe vera


Hoy  nos centramos en las propiedades que posee esta especie para el tratamiento de las úlceras. Las úlceras son lesiones que se crean en la piel o en la membrana mucosa y pueden aparecer en distintos lugares en nuestro organismo. Las más frecuentes, y las que más sufrimos una gran parte de la población mundial, son las úlceras pépticas, que son aquellas que se originan en las paredes del estómago y el duodeno.

La sábila, es una de esas plantas que se vuelve indispensable para el tratamiento de ese tipo de patologías. Debido a los polisacáridos que posee, como por ejemplo la manosa, galactosa, glucosa y acemanano, la ingestión de esta planta favorece una rápida y efectiva curación de las úlceras. Además estas sustancias inhiben el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori. Esta bacteria es la principal responsable de las afecciones del epitelio gástrico humano, causando frecuentemente numerosas úlceras en el tracto digestivo y provoca la conocida gastritis.

Plato con hoja de Sábila y cuadros del gel curativo, Aloe vera

Plato con hoja de Sábila y cuadros del gel curativo, Aloe vera


Tratamiento contra las úlceras con Aloe vera

La mejor forma de emplear esta planta para el tratamiento de úlceras internas en el tracto gastrointestinal, es ingiriéndola. Para esto se debe pelar una hoja de sábila, quitando todo lo verde, y solamente quedándonos con la sustancia gelatinosa o gel. El gel se desmenuza en cuadros y se agita en una batidora con 1 litro de agua. El líquido resultante se guarda en el refrigerador  y se toma como agua (4 vasos al día). Se debe tomar este extracto todos los días (el líquido debe siempre estar fresco, nunca caliente). No se debe dejar de tomar hasta que el malestar no haya desaparecido. No se debe emplear en mujeres embarazadas. 

Hoja de sábila donde se observa la gran cantidad de gel en su interior, Aloe vera

Hoja de sábila donde se observa la gran cantidad de gel en su interior, Aloe vera


Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:




domingo, 28 de febrero de 2016

El Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora



Características y fotografías de la planta suculenta Kalanchoe thyrsiflora. Distribución geográfica y consejos para su cultivo.

Dentro de la familia Crassulaceae y el género Kalanchoe podemos observar una gran diversidad de plantas suculentas para nuestro jardín o colección. Esta publicación está dedicada a una especie de Kalanchoe muy atractiva por la forma de sus hojas y algunos aspectos esenciales para su cultivo.

El Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora


El Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora

El Caracol de Mármol es una especie de planta suculenta muy común en las regiones tropicales de América y Sudáfrica (de donde es nativa). Se caracteriza por formar una roseta de hojas que se van produciendo en pares casi paralelas; cuando surge un nuevo par de hojas, estas surgirán en diferente dirección teniendo en cuenta las hojas anteriores. Mientras va creciendo, irá perdiendo sus hojas basales exponiendo el tallo; esta planta puede llegar a alcanzar casi 1 metro de largo.

Las hojas son muy grandes, algo engrosadas y planas, sin peciolos y redondeadas; el tamaño varía en dependencia de la variedad. Estas poseen un color blanquecino (sustancia química protectora) en su superficie para protegerse de la luz solar intensa. El borde de las hojas cuando la planta crece en lugares donde no le da el sol, toma coloraciones verdosas pero si se expone directamente al sol, tomará coloraciones rojizas-púrpuras muy llamativas.

Algo curioso de esta especie radica en su floración; esta aparece una sola vez en la vida de la planta, es decir, esta especie con los años florecerá y luego morirá. Aunque la especie muera luego de florecer, dejará numerosas plantas hijas en su base de las que podemos obtener plantas nuevas. Las flores surgen a partir de una inflorescencia terminal que puede alcanzar más de un metro de altura y se disponen alrededor del tallo floral, numerosas flores verdosas con los extremos amarillos.

Consejos para el cultivo del Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora

Esta especie no requiere casi ningún cuidado específico para su óptimo desarrollo, pero debemos conocer algunos aspectos para que siempre crezca con buena salud.

Iluminación: Debes cultivar esta planta en lugares muy iluminados y a pleno sol en los meses más fríos del año. En verano el sol intenso puede quemar las hojas en muy poco tiempo. El sol del invierno es el ideal para que nuestra planta adquiera los bordes rojizos-púrpuras en el borde de sus hojas.

Conjunto de Caracoles de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora

Conjunto de Caracoles de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora


Temperatura: Necesita crecer en climas cálidos con temperaturas estables y un invierno leve. Las temperaturas óptimas se encuentran entre los 20-26⁰C. No tolera las heladas.

Frecuencia de riego: Regar solo cuando el sustrato se encuentre casi seco. Debemos mantener la humedad del sustrato pero sin excedernos con el riego. Siempre necesitará más agua en el verano que en épocas invernales. La comprobación de la humedad del sustrato la debemos realizar con nuestros dedos a una profundidad de 5 cm.

Sustrato: Necesita crecer en sustrato pobre en materia orgánica y con un drenaje perfecto para evitar la acumulación y estancamiento del agua. Para mejorar el drenaje, debemos mezclar la tierra con arena gruesa y gravilla.

Abono: Tolera el abono mensual en los meses más cálidos del año. El que más se utiliza es el abono para cactáceas y suculentas (debe emplearse a la mitad de la dosis planteada por el fabricante) o el humus de lombriz (muy recomendado y natural). 

Otro Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora

Otro Caracol de Mármol, Kalanchoe thyrsiflora


Plagas y enfermedades: El caracol de Mármol es muy susceptible al exceso de humedad que provocará la pudrición inmediata de las hojas. Si las hojas se tornan blandas es síntoma de falta de riego. Los pulgones y cochinillas pueden aparecer sin problemas y los debemos controlar de forma manual o con insecticidas específicos. Los hongos también pueden atacar a las raíces cuando el riego es excesivo. Si observamos manchas marrones con la superficie agrietada en las hojas, son quemaduras provocadas por el sol.

Páginas realcionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

sábado, 27 de febrero de 2016

5 plantas para cultivar donde no llega la luz solar



Plantas ideales para cultivar a la sombra donde la luz solar no llegue de forma directa. Fotografías para identificarlas.

En la actualidad muy pocas personas cuentan con espacios de tierra en los que podrían cultivarse todas las plantas que se quisiera. Muchos amantes a las plantas solo tienen un pequeño patio o nada, necesitando cultivarlas en el interior de los hogares donde la luz solar no llega de forma natural. En esta publicación queremos compartir con ustedes 5 plantas ideales para cultivar en el interior de los jardines, patios y hogares donde el sol no incide directamente. Todas estas plantas son muy fáciles de cultivar y crearán un entorno muy agradable y hermoso.

5 plantas ideales para cultivar a la sombra (no al sol)

Las populares Cintas, género Chlorophytum

Las Plantas conocidas como Cintas en muchos países del mundo son plantas ideales para cultivar en interior. Son muy fáciles de cultivar y los colores de las hojas pueden variar. La especie más conocida es Chlorophytum comosum; esta especie puede presentar hojas completamente verdes pero la más cultivada es la variedad llamada “variegatum”, la cual tiene las hojas con una línea blanca en el centro o un par de ellas en los laterales.

Foto de una cinta, Chlorophytum comosum variegatum

Foto de una cinta, Chlorophytum comosum variegatum


Para cultivarlas solo necesitan un lugar iluminado (puede ser luz artificial proveniente de lámparas), un riego periódico (2-3 veces por semana), tierra con drenaje perfecto y abono (recomiendo el humus de lombriz) quincenal o mensual en los meses más cálidos del año.

Plantas del género Pilea

Las plantas del género Pilea son generalmente herbáceas, algunas son ampliamente cultivadas como plantas ornamentales. Estas plantas toleran muy bien el crecimiento en interiores pero requieren lugares bastante iluminados.  Lo más atractivo de estas especies está en los matices blancos que contrastan con la coloración verde oscura de las hojas.

Planta del género Pilea en maceta

Planta del género Pilea en maceta


Las plantas de este género no requieren casi cuidados. Necesitan lugares con buena iluminación (nunca a pleno sol), riego de 1-2 veces por semana aunque soportan pequeñas temporadas de seca, sustrato con buen drenaje y tierra rica en materia orgánica.

Las verdaderas Violetas, género Viola

El género Viola cuenta con más de 600 especies conocidas, de las cuales, la mayoría tienen un alto valor ornamental y son ampliamente cultivadas en el mundo. Muchas especies crecen a pleno sol pero se adaptan perfectamente al cultivo en interior donde exista buena iluminación. Generalmente todas las especies poseen hojas con forma de corazón bastante grandes y las flores (existe una amplia variedad de colores según la especie) son regularmente pequeñas pero muy perfumadas.

Planta del género Viola

Planta del género Viola


Se cultivan con facilidad porque solo necesitan un suelo bien drenado, un sustrato rico en materia orgánica, buena iluminación y riego frecuente, 1-3 veces por semana en dependenciade la estación del año.

Los Helechos

Existen miles de especies de helechos pero muchos de ellos, deben crecer en lugares sombríos para poder sobrevivir; todas estas especies son ideales para mantener en el interior de nuestras casas. Casi todos los helechos necesitan lugares húmedos y con buena circulación de aire.

Especie de helecho conocido como Culantrillo de Pozo, Adiantum tenerum

Especie de helecho conocido como Culantrillo de Pozo, Adiantum tenerum


Algunas especies necesitan cuidados específicos pero la mayoría solo necesita de un riego frecuente, un suelo con buena permeabilidad, alta humedad ambiental y algo de iluminación.

Las plantas del género Peperomia

Este género cuenta con más de 800 especies conocidas donde existe una amplia variedad de formas, tamaños, tipos de plantas (suculentas o no), entre otras características que lo hace muy diverso. Muchas especies son cultivadas a pleno sol pero otras, solo sobreviven si crecen protegidas de este. Estas plantas son las que debemos elegir para cultivar en el interior de nuestros hogares.

Planta del género Peperomia

Planta del género Peperomia


Generalmente todas las que se cultivan a la sombra, se cultivan de la misma forma. Estas requieren lugares algo iluminados, riego frecuente (2-3 veces por semana), sustrato rico en materia orgánica y con buen drenaje y abono cada 15 días con humus de lombriz en el verano.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

viernes, 26 de febrero de 2016

Las Haworthias, mis suculentas preferidas.



Características fundamentales y consejos para el cultivo de las plantas suculentas del género Haworthia. Fotografías de algunas especies muy populares.

Planta Haworthia cooperi

Planta Haworthia cooperi


Las plantas suculentas del género Haworthia

En la actualidad existen más de 60 especies descritas que pertenecen a este género. Estas plantas han ganado mucha popularidad por coleccionistas de plantas suculentas por la belleza y variedad que se pueden encontrar en las hojas. Este género pertenece a la familia Asphodelaceae (antes Xanthorrhoeaceae) donde se encuentran otros géneros de plantas muy populares en la jardinería (Aloe, Gasteria, Kniphofia, Hemerocallis, entre otros).

Todas las plantas de este género tienen pequeño porte donde algunas, llegan a tener menos de 10 cm de altura; las especies más grandes alcanzan entre 15-25 cm. Las hojas siempre se disponen en rosetas y no existe un tallo verdadero. La coloración, forma, consistencia de las hojas es muy variable en este género; en la mayoría de las especies se observan protuberancias con forma de manchas o líneas blancas en el haz y/o en el envés y el margen dentado.

La popular Cebrita de jardín, Haworthia fasciata

La popular Cebrita de jardín, Haworthia fasciata


Existen especies que tienen regiones de las hojas casi transparentes; estas sobreviven enterradas en la arena (su hábitat natural) para evitar la fuerte luz solar y solo exponen al exterior, esta área de la hoja. Esta región transparente permite que la luz mediante difracción y reflexión, llegue hacia los pigmentos clorofílicos que se sitúan hacia la base de las hojas y realizar la fotosíntesis. 

Las flores no son muy atractivas en este género y aparecen en inflorescencias racimosas solitarias formadas por un tallo floral de más de 15 cm de altura. En la región terminal del tallo se albergarán más de 5 flores (el número de flores varía según la especie) que abrirán alternadamente, es decir, comenzarán a abrir las flores más basales y mientras se vallan secando, continuarán abriendo las que le siguen. Las flores generalmente duran 2-4 días y solo se observan brácteas pequeñas de color blanco con líneas centrales verdosas.

Flores características de las especies del género Haworthia

Flores características de las especies del género Haworthia


Distribución geográfica

Todas las plantas del género Haworthia son nativas de Sudáfrica. En la actualidad las podemos encontrar en casi cualquier país del mundo en jardines xerófilos o colecciones de plantas suculentas.

Consejos para el cultivo de las plantas del género Haworthia

Todas las especies de este género son bastante fáciles de cultivar y sus requerimientos son mínimos. Aquí les dejo algunos consejos fundamentales que deberías tener en cuenta si deseas cultivar una de estas plantas:

Fotografía de la planta Haworthia limifolia en proceso de floración

Fotografía de la planta Haworthia limifolia en proceso de floración


Iluminación: Necesitan crecer en sitios muy iluminados; algunas especies toleran crecer a pleno sol. El lugar ideal es aquel donde la luz solar sea filtrada por árboles o mallas protectoras.

Temperatura: Las temperaturas deben ser superiores a los 20⁰C durante todo el año y siempre mantenerse estables. El invierno puede ser mortal para estas especies si la temperatura baja de los 10⁰C. 

Variedad venusta de la Haworthia cooperi

Variedad venusta de la Haworthia cooperi


Sustrato: Debe crecer sobre un sustrato con drenaje perfecto y algo pobre en materia orgánica. La permeabilidad del sustrato puede ser mejorada si mezclamos arena fina con tierra y gravilla.

Frecuencia de riego: Todas las especies de Haworthia pueden pudrirse con facilidad si el riego es excesivo. Debemos tener en cuenta este aspecto porque son muy susceptibles al ataque de hongos. El patrón de riego para todas las especies es el siguiente: 

Foto de una especie de Haworthia

Foto de una especie de Haworthia


Solo regar cuando el sustrato esté completamente seco (2 cm de profundidad en la tierra para comprobar) y lo podemos apreciar mediante el tacto; en temporadas cálidas podemos regar 1-2 veces por semana y en invierno con una vez al mes es suficiente.

Plagas y enfermedades: Pueden ser atacadas por babosas, caracoles, cochinillas y pulgones que deberemos eliminar de forma mecánica. Especies de aves como el gorrión común (Passer domesticus) tienden a picotear las hojas de estas plantas; tener mucho cuidado. Si las hojas se observan algo arrugadas es un síntoma de falta de riego.

Especie del género Haworthia

Especie del género Haworthia


Multiplicación: El método de multiplicación más sencillo es a partir de hijuelos que surgen en la base de la planta madre; estos hijuelos aparecen en la mayoría de las especies y solo debemos cortarlos y sembrarlos en una maceta aparte. También se pueden cultivar a partir de semillas pero existe un alto porciento de que muchas de las plantas que germinen no logren sobrevivir.

Planta suculenta Haworthia sp.

Planta suculenta Haworthia sp.


Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: