lunes, 22 de mayo de 2017

Consejos para coleccionar plantas suculentas con poco dinero



Consejos para cultivar y coleccionar plantas suculentas con bajos recursos monetarios. Aprovecha todo y cultiva tus plantas preferidas.

¿Se pueden cultivar suculentas con bajo presupuesto? ¡Claro que sí!

Existen actualmente miles de personas coleccionando plantas suculentas a lo largo del mundo y otros miles que anhelan hacerlo. Uno de los principales problemas que afectan a los que desean comenzar en este mundo es el presupuesto, es decir, coleccionar cuesta tiempo y sobre todo, dinero. En este post queremos compartir con ustedes algunos consejos para reducir considerablemente el dinero a invertir para tener una colección modesta y hermosa. Es necesario aclarar que para llegar a ser un gran coleccionista es necesario invertir mucho dinero pero poco a poco se puede lograr. A continuación nuestros consejos:

Consejos:

- Antes de comenzar la colección te recomiendo que investigues bastante sobre el cultivo de estas plantas para brindarles las mejores condiciones. No es para nada eficiente adquirir plantas para que mueran a los días por desconocimientos en el cultivo de estas (pierdes dinero por nada).

- Recicla todo lo que encuentres en el hogar que pueda servir de vasijas para estas plantas. El reciclaje es una de las principales fuentes de ahorro de dinero. Te recomendamos utilizar botellas plásticas o latas que son frecuentes en nuestro hogar; son muy eficientes como macetas alternativas. Todas las vasijas a utilizar deben tener las características esenciales para el cultivo de estas plantas como por ejemplo: los agujeros para el drenaje.

Latas recicladas para cultivar plantas suculentas

Latas recicladas para cultivar plantas suculentas
 

- Trata de elaborar tu propio sustrato si posees los materiales necesarios con el fin de no tener que comprar sustratos especiales en viveros y ahorrar dinero. De todas formas, invertir en un buen sustrato es, en muchas ocasiones, imprescindible. No todos logran elaborarlos de forma eficiente y por ello, las bajas en las colecciones son inevitables.

- Nunca compres las plantas más exóticas que encuentres en el mercado si posees poco dinero y acabas de comenzar en este apasionado mundo. Por lo general estas plantas son extremadamente caras y sus cuidados no son sencillos, es decir, estas plantas se deben adquirir cuando poseas bastante experiencia en el cultivo de suculentas en general.

- Comienza la colección con las plantas más comunes y más baratas del mercado. Las más comunes son sencillas de multiplicar y con dicha multiplicación, puedes realizar intercambios con otros iniciados en esta afición sin gastar dinero. También puedes pedir esquejes a amigos o familiares que posean alguna/s de estas plantas.

- Participa en foros, redes sociales o talleres afines al mundo de las plantas suculentas con el fin de crear amistades que te ayuden gratuitamente a aumentar tu colección o mediante intercambios. En internet existen numerosas páginas en las que puedes registrarte para lograr tu principal objetivo: más variedades de suculentas.

- Multiplica todas las suculentas que ya poseas con el fin de tener repuestos para futuros intercambios o incluso futuras ventas minoristas. Ambas formas nos ayudarán a aumentar la colección sin tener que sacar más dinero del bolsillo.

Bandeja reciclada para multiplicar suculentas

Bandeja reciclada para multiplicar suculentas

 
- Si su colección ha crecido algo, recomendamos comenzar a vender las que hayas reproducido para recuperar el dinero inicialmente invertido. Promociona tus variedades a la venta en tu localidad y redes sociales con el fin de atraer clientes. Las colecciones de suculentas llegan en algunas muchas ocasiones a convertirse en negocios serios.

Estamos casi seguros que si sigues estos consejos llegarás a tener una bonita colección que poco a poco fue creciendo sin gastar mucho.

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales:

sábado, 20 de mayo de 2017

Un cactus ideal para principiantes, Mammillaria bocasana



Fotografías y características del popular cactus Mammillaria bocasana. Consejos básicos para el cultivo de la especie en el jardín.

El cactus ornamental Mammillaria bocasana

Mammillaria bocasana es sin duda, uno de los cactus más conocidos en el mundo por sus facilidades de cultivo y hermoso aspecto. Es una especie originaria de zonas áridas centrales de México donde crece silvestre sobre sustratos rocosos pobres en materia orgánica. Es muy recomendada para el inicio de colecciones de cactáceas porque sus requerimientos son tan básicos que es poco probable que muera.

El cactus ornamental Mammillaria bocasana


Esta especie se caracteriza por formar pequeñas colonias de tallos globosos (+/- 4.5 cm de diámetro) o ligeramente columnares que pueden cubrir áreas de +/- 30 cm de diámetro. Los tallos presentan una coloración verde clara y desarrollan numerosos tubérculos cónicos de +/-1.5 cm de largo (conocidos como mamilas) en los cuales se originan las espinas. Las areolas de la especie están claramente divididas en dos (característica observable en todas las especies del género Mammillaria), es decir, las axilas son las encargadas en la formación de las flores y nuevos brotes (hijuelos) y en el ápice de los tubérculos se forman las espinas. Se desarrollan de una a dos espinas centrales de +/-3 cm de largo, con una coloración amarilla-parda y con el ápice uncinado (forma de gancho); también se desarrollan decenas de espinas radiales de más de 5 cm de largo, suaves al tacto, de coloración blanca y con forma de pelos.

Las flores aparecen en las axilas formando coronas florales en las regiones apicales del tallo. Estas miden aproximadamente 1 cm de diámetro y 1 cm de largo; la corola floral puede variar en coloración siendo el color amarillo el más común (también existen variedades con flores rosadas como la presentada en este post).

Consejos para el cultivo del cactus ornamental Mammillaria bocasana

Mammillaria bocasana es un cactus extremadamente sencillo de cultivar siendo considerado uno de los cactus más fáciles de mantener de todas las cactáceas. A continuación les presentamos sus cuidados básicos:

Iluminación: Es necesario que crezca en ambientes muy iluminados agradeciendo incluso el pleno sol. Si se cultiva a la sombra, florecerá con menos fuerza (incluso puede no hacerlo) y su crecimiento será más columnar y débil.

Temperaturas: Mucho calor durante todo el año para un mejor resultado con un leve descenso de temperaturas en invierno. Su rango de temperaturas óptimo se encuentra entre los 15-35⁰C.

Sustrato: Crece muy bien en una amplia variedad de sustratos siempre que tengan un óptimo drenaje. Para mejorar el drenaje del sustrato se debe incorporar una capa de arena gruesa.

Detalles de las flores del cactus Mammillaria bocasana

Detalles de las flores del cactus Mammillaria bocasana


Frecuencia de riego: Regar cada 10 o 15 días, es un cactus extremadamente resistente a la sequía. No tolera riegos muy periódicos porque las raíces pueden llegar a podrirse. Se recomienda no mojar las flores mientras se riega porque se marchitarán muy rápido. En invierno se debe regar lo menos posible para evitar pudriciones del sistema radical.

Plagas y enfermedades: Es uno de los cactus más resistentes a las plagas pero pueden aparecer cochinillas. Los caracoles también pueden afectar raíces, tallos y flores.

Multiplicación: Muy sencilla a partir de división de hijuelos. Dejar el hijuelo 24 horas en un área sombreada antes de sembrar para que la herida cicatrice

Páginas relacionadas


Síguenos en nuestras redes sociales: